Empresa

GUILLERMO GARCÍA MUÑOZ. GERENTE Y FUNDADOR.

Fundador-Guillermo-Garcia-Muñoz

Fundador-Guillermo-Garcia-Muñoz

Guillermo García Muñoz es empresario y ha compaginado la actividad por la que ahora es reconocido como finalista en el VI Premio Txema Elorza, con la de docente durante más de 30 años.

Hoy, a sus 72 años, dirige junto con sus cuatro hijos un grupo de empresas que da trabajo directo e indirecto a 70 personas. La confianza de sus clientes, un equipo huma­no motivado y unos hijos, a los que ha dejado equivocarse, metidos hasta las cachas en el negocio, son los activos que le hacen sentirse feliz, aunque sigue al pie del cañón y no piensa en jubilarse.

PRIMER TALLER. LOS INICIOS DE GUILLERMO GARCÍA.

En 1962, con diez mil pesetas prestadas y algún ahorrillo monta su primer taller, situado en la jienense calle del Obispo González, un modesto cocherón que no llegaba a los 40 metros cuadrados. Allí comienza a realizar trabajos con tornos y fresas, al tiempo que realizaba el mantenimiento de maquinaria de panadería.

Posteriormente le van confiando nuevos trabajos, entre los que destaca el mantenimiento de los grupos de elevación de agua situados en el paraje de Mingo y dependientes del ayuntamiento de Jaén.

 

CONSOLIDACIÓN Y EXPANSIÓN DE GUILLERMO GARCÍA.

A primeros de los ochenta efectúa una permuta de instalaciones y se ubica en la antigua carretera de Madrid. Pasa de una superficie de 200 a otra de 600 metros cuadrados. Aumenta el número de trabaja­dores, hasta 12, y el de clientes.

Su actividad docente le lleva, en 1983, a ser requerido como vocal en el Tribunal de Granada de las opo­siciones de acceso a titular numerario de los distintos institutos politécnicos de Andalucía en el mismo año que se le comunica que debe ceder sus instalaciones al Ministerio  de Obras Públicas para el des­doblamiento de la carretera de Madrid. Consigue llegar a un arreglo económico amistoso y suscribe el acuerdo manifestándole al Ministerio que es imprescindible que el pago de la indemnización se haga rápidamente para poder continuar desarrollando su actividad sin interrupción. El Ministerio afronta el pago a los cuatro meses y así le permite adquirir las nuevas instalaciones en el Polígono Industrial Los Olivares de Jaén con una superficie de más de 2.000 metros.

 

 

CLIENTES SATISFECHOS

Toda la trayectoria de Guillermo García Muñoz ha estado marcada por su interés en dar al cliente lo que necesita, por tener clientes satisfechos. “Por eso hemos sido y somos marquistas. Apostamos por las marcas que garantizan la satisfacción del usuario, tanto en maquinaria agrícola o de construcción como en herramientas o cualquier otro sector”. Cree en el servicio como argumento, no en el precio. Y en la formación.

Respecto a cómo dirigir la empresa, Guillermo dice que el ejemplo es la clave. “Aquí no hay despachos cerrados. Mi mesa y las de mis hijos están en medio de la oficina. Somos unos empleados más en la empresa. La cercanía con el resto de empleados es total”. Y la formación: ” las personas con menos formación son las más difíciles de llevar. Sin formación no se pueden entender determinadas cosas y, desde luego, no se pueden prescribir los productos más adecuados ni dar soluciones que satisfagan a los clientes”.